". . . y seréis como Dios, . . ."  Gen 3:5


Debe cuidarse de no establecer fechas—Los tiempos y las sazones son del dominio exclusivo de Dios. ¿Y por qué no nos ha dado Dios este conocimiento? Porque no haríamos un uso correcto de él si nos lo diera. De este conocimiento resultaría un estado de cosas tal entre nuestros hermanos que retardaría grandemente la obra de Dios de preparar un pueblo que permanezca en pie en el gran día que ha de venir. No hemos de embarcarnos en especulaciones con respecto a los tiempos y las sazones que Dios no ha revelado. Jesús dijo a sus discípulos que velaran, pero no respecto a un tiempo definido. Sus seguidores han de estar en la posición de aquellos que escuchan las órdenes de su Capitán; han de vigilar, esperar, orar y trabajar, mientras se acerca el tiempo para la venida del Señor; pero nadie podrá predecir justamente cuándo vendrá ese tiempo; pues “del día y hora nadie sabe”. No podéis decir que él vendrá de aquí a un año, o dos, o cinco años, ni tampoco debéis postergar su venida declarando que no ocurrirá antes de diez o de veinte años... No hemos de saber el tiempo definido, ni del derramamiento del Espíritu Santo ni de la venida de Cristo.—The Review and Herald, 22 de marzo de 1892. Ev 164.7

Stacks Image 1117
Cristo Nos Advirtió Sobre Los Falsos Maestros
Al rechazar la verdad, los hombres rechazan al Autor de ella. Al pisotear la ley de Dios, se niega la autoridad del Legislador. Es tan fácil hacer un ídolo de las falsas doctrinas y teorías como tallar un ídolo de madera o piedra. CS 570.2
Stacks Image 1113
Cristo Nos Advirtió Sobre Los Falsos Maestros
Especialmente solemne es la declaración del apóstol respecto a aquellos que rehusaran recibir “el amor de la verdad.” “Por tanto, pues—declaró concerniente a todos los que deliberadamente rechazaran los mensajes de verdad,—les envía Dios operación de error, para que crean a la mentira; para que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, antes consintieron a la iniquidad.” Los hombres no pueden rechazar con impunidad las amonestaciones que Dios les envía en su misericordia. De aquellos que persisten en apartarse de sus amonestaciones, Dios retira su Espíritu y los abandona a los engaños que aman. HAp 216.2
Stacks Image 1109
Cristo Nos Advirtió Sobre Los Falsos Maestros
A medida que los años transcurrían y el número de creyentes crecía, Juan trabajaba con mayor fidelidad y fervor en favor de sus hermanos. Los tiempos estaban llenos de peligro para la iglesia. Por todas partes existían engaños satánicos. Por medio de la falsedad y el engaño los emisarios de Satanás procuraban suscitar oposición contra las doctrinas de Cristo; como consecuencia las disensiones y herejías ponían en peligro a la iglesia. Algunos que creían en Cristo decían que su amor los libraba de obedecer la ley de Dios. Por otra parte, muchos creían que era necesario observar las costumbres y ceremonias judías; que una simple observancia de la ley, sin necesidad de tener fe en la sangre de Cristo, era suficiente para la salvación. Algunos sostenían que Cristo era un hombre bueno, pero negaban su divinidad. Otros que pretendían ser fieles a la causa de Dios eran engañadores que negaban en la práctica a Cristo y su Evangelio. Viviendo en transgresión ellos mismos, introducían herejías en la iglesia. Por eso muchos eran llevados a los laberintos del escepticismo y el engaño. RJ 58.2
Los Siete Truenos - Si el león ruge, ¿quién no temerá?
Ninguna Profecía de Tiempo - Juramento De Dios Pero no hay una orden para que alguien busque en la Escrituras para determinar, si es posible, cuándo se cerrará el tiempo de gracia. Dios no tiene tal mensaje para los labios mortales. No quiso que la lengua mortal declarara lo que había escondido en sus consejos secretos. RH October 9, 1894 Par. 11
  • Aferraos resueltamente a un sencillo “Así dice el Señor”.

    Sea vuestro único argumento: “Escrito está” {Ev 265.3}

  • En el comienzo del sendero, detrás de los que ya andaban {PE 14}

    Palabras Claves - Comienzo, Detras

  • había una brillante luz, que, según me dijo un ángel, era el “clamor de media noche.” {PE 14}

    Palabras Claves - Clamor De Media Noche

  • Esta luz brillaba a todo lo largo del sendero, y alumbraba los pies de los caminantes para que no tropezaran. Delante de ellos iba Jesús guiándolos hacia la ciudad, y si no apartaban los ojos de él, iban seguros. {PE 14}

    Palabras Claves - Seguros con Cristo

  • Pero no tardaron algunos en cansarse, diciendo que la ciudad estaba todavía muy lejos, y que contaban con haber llegado más pronto a ella. Entonces Jesús los alentaba levantando su glorioso brazo derecho, del cual dimanaba una luz que ondeaba sobre la hueste adventista, y exclamaban: “¡Aleluya!” Otros negaron temerariamente la luz que brillaba tras ellos, diciendo que no era Dios quien los había guiado hasta allí. Pero entonces se extinguió para ellos la luz que estaba detrás y dejó sus pies en tinieblas, de modo que tropezaron y, perdiendo de vista el blanco y a Jesús, cayeron fuera del sendero abajo, en el mundo sombrío y perverso. {PE 14}

    Palabras Claves - Brazo Derecho

  • El evangelio de la salud tiene hábiles abogados, pero su obra ha sido muy dificultada debido a que muchos pastores, presidentes de asociaciones y otras personas que están en puestos de influencia han dejado de dar al asunto de la reforma pro salud la atención necesaria. No la han reconocido en su relación con la obra del mensaje como el brazo derecho del cuerpo. Aunque se ha manifestado muy poco respeto hacia este departamento por parte de muchas personas y de algunos pastores, el Señor ha manifestado su consideración por él dándole abundante prosperidad. Cuando es adecuadamente dirigida, la obra pro salud es una cuña de entrada que abre el camino para que otras verdades alcancen el corazón. Cuando el mensaje del tercer ángel sea recibido en su plenitud, a la reforma pro salud se le dará su lugar en las deliberaciones de la junta directiva de la asociación, en la obra de la iglesia, en el hogar, en la mesa y en todos los acuerdos familiares. Entonces el brazo derecho servirá y protegerá al cuerpo.—Testimonios para la Iglesia 6:327 (1900). CE 135.3

    Keywords - Atención Necesaria

  • Satanás incita constantemente a los hombres a aceptar sus preceptos, y de esta forma busca contrarrestar la labor de Dios. Él representa de continuo al pueblo escogido de Dios como un pueblo engañado. Él es el acusador de los hermanos, y utiliza constantemente sus acusaciones contra los obradores de justicia. El Señor desea responder por medio de su pueblo a las acusaciones de Satanás, al mostrar el resultado de la obediencia a los principios justos. MM 245.1 Él desea que nuestras instituciones de salud sean testimonios en favor de la verdad. Ellas deben dar buena reputación a la labor que se necesita llevar a cabo en los últimos días restaurando al hombre mediante una reforma de los hábitos, los apetitos y las pasiones. Los adventistas del séptimo día deben ser representados ante el mundo por los adelantados principios de la reforma pro salud que Dios nos ha dado. MM 245.2

    Palabras Claves - Reforma Pro Salud

El Pacto

Citas Referente A Las Tablas

Espíritu de Profecía

Conflicto De Los Siglos - Ya por el año 1842, la orden dada en esta profecía: “Escribe la visión, y escúlpela sobre tablillas, para que se pueda leer corrientemente”, le había sugerido a Charles Fitch la redacción de un cartel profético con que ilustrar las visiones de Daniel y del Apocalipsis. La publicación de este cartel fue considerada como cumplimiento de la orden dada por Habacuc. CS 390.3

Primeros Escritos - He visto que el diagrama de 1843 fué dirigido por la mano del Señor, y que no debe ser alterado; que las cifras eran como él las quería; que su mano cubrió y ocultó una equivocación en algunas de las cifras, para que nadie pudiese verla, hasta que la mano de Dios se apartase. PE 74.1 (La equivocacion se explica en pagina 234-236 de Primeros Escritos. El error no fue en las profecias sino en la calculacion. Vea tambien 4SP 495)

Manuscritos Liberados - Durante la noche Dios me dio una visión muy interesante, la mayoría será vista en el papel. Dios me hizo ver la necesidad de producir una tabla. Yo vi que era necesario para que la verdad sea hecha clara sobre la tabla, dando buen efecto y haciendo que muchas almas vengan al conocimiento de la verdad. 15MR 210.4

Yo vi que la tabla ordenada por Dios impactaba la mente favorablemente, aun sin explicación. Hay algo suave, amable y celestial en la representación de los ángeles en la tabla. La mente es imperceptiblemente guiada a Dios y a los cielos. 13MR 354.3

La tabla esta ciendo preparada en Boston, Dios está en esto. El hermano Nichols está encargado de este trabajo. 15MR 213.2

Citas Referente A Las Tablas

La Biblia

Hab 2:1 Sobre mi guarda estaré, y sobre la fortaleza afirmaré el pie, y velaré para ver lo que se me dirá, y qué he de responder tocante a mi queja. The Righteous Shall Live by His Faith Hab 2:2 Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. Hab 2:3 Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará. Hab 2:4 He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.

Eze 12:21 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Eze 12:22 Hijo de hombre, ¿qué refrán es este que tenéis vosotros en la tierra de Israel, que dice: Se van prolongando los días, y desaparecerá toda visión? Eze 12:23 Diles, por tanto: Así ha dicho Jehová el Señor: Haré cesar este refrán, y no repetirán más este refrán en Israel. Diles, pues: Se han acercado aquellos días, y el cumplimiento de toda visión. Eze 12:24 Porque no habrá más visión vana, ni habrá adivinación de lisonjeros en medio de la casa de Israel. Eze 12:25 Porque yo Jehová hablaré, y se cumplirá la palabra que yo hable; no se tardará más, sino que en vuestros días, oh casa rebelde, hablaré palabra y la cumpliré, dice Jehová el Señor.

El Sistema Completo De Verdad

Citas Sobre El Santuario

Espíritu de Profecía
La verdad acerca del santuario El fundamento de nuestra fe—La correcta comprensión del ministerio del santuario celestial es el fundamento de nuestra fe.—Carta 208, 1906. Ev 165.1

El centro de la obra de expiación de Cristo—El pueblo de Dios debería comprender claramente el asunto del santuario y del juicio investigador. Todos necesitan conocer por sí mismos el ministerio y la obra de su gran Sumo Sacerdote. De otro modo, les será imposible ejercitar la fe tan esencial en nuestros tiempos, o desempeñar el puesto al que Dios los llama. Cada cual tiene un alma que salvar o perder. Todos tienen una causa pendiente ante el tribunal de Dios. Cada cual debería encontrarse cara a cara con el gran Juez. ¡Cuán importante es, pues, que cada uno contemple a menudo de antemano la solemne escena del juicio en sesión, cuando serán abiertos los libros, cuando con Daniel, cada cual tendrá que estar en pie al fin de los días! Ev 165.2

Todos los que. han recibido la luz sobre estos asuntos deben dar testimonio de las grandes verdades que Dios les ha confiado. El santuario en el cielo es el centro mismo de la obra de Cristo en favor de los hombres. Concierne a toda alma que vive en la tierra. Nos revela el plan de la redención, nos conduce hasta el fin mismo del tiempo y anuncia el triunfo final de la lucha entre la justicia y el pecado. Es de la mayor importancia que todos investiguen a fondo estos asuntos, y que estén siempre prontos a dar respuesta a todo aquel que les pidiere razón de la esperanza que hay en ellos.—El Conflicto de los Siglos, 542, 543 (1888). Ev 165.3

La clave para un completo sistema de verdad—El asunto del santuario fue la clave que aclaró el misterio del engaño de 1844. Reveló todo un sistema de verdades, que formaban un conjunto armonioso y demostraban que la mano de Dios había dirigido el gran movimiento adventista, y al poner de manifiesto la situación y la obra de su pueblo le indicaba cuál era su deber de allí en adelante.—El Conflicto de los Siglos, 476 (1888). Ev 166.1

Los ojos fijos en el santuario—Como pueblo, debemos ser estudiantes fervorosos de la profecía; no debemos descansar hasta que entendamos claramente el tema del santuario, que ha sido presentado en las visiones de Daniel y de Juan. Este asunto arroja gran luz sobre nuestra posición y nuestra obra actual, y nos da una prueba irrefutable de que Dios nos ha dirigido en nuestra experiencia pasada. Explica nuestro chasco de 1844, mostrándonos que el santuario que había de ser purificado, no era la tierra, como habíamos supuesto, sino que Cristo entró entonces en el lugar santísimo del santuario celestial, y allí está realizando la obra final de su misión sacerdotal, en cumplimiento de las palabras del ángel comunicadas al profeta Daniel: “Hasta dos mil y trescientos días de tarde y mañana; y el santuario será purificado”. Ev 166.2

Nuestra fe con referencia al mensaje del primero, el segundo y el tercer ángeles, era correcta. Los grandes hitos por los cuales hemos pasado son inconmovibles. Aun cuando las huestes del infierno intenten derribarlos de sus fundamentos, y triunfar en el pensamiento de que han tenido éxito, no alcanzarán su objetivo. Estos pilares de verdad permanecen tan incólumes como las montañas eternas, sin ser conmovidos por todos los esfuerzos de los hombres combinados con los de Satanás y su hueste. Podemos aprender mucho, y debemos estar constantemente escudriñando las Escrituras para ver si estas cosas son así. El pueblo de Dios ha de tener ahora sus ojos fijos en el santuario celestial, donde se está realizando el servicio final de nuestro gran Sumo Sacerdote en la obra del juicio: donde él está intercediendo por su pueblo.—The Review and Herald, 27 de noviembre de 1883. Ev 166.3

La verdad central de una teología sencilla—Debe enseñarse en toda escuela establecida la más sencilla teoría teológica. En esta teoría, la expiación de Cristo debe ser la gran esencia, la verdad central. El tema maravilloso de la redención debe ser presentado a los estudiantes.—Manuscrito 156, 1898. Ev 166.4

La seriedad de la verdad del santuario—Mientras Cristo está purificando el santuario, los adoradores en la tierra deben repasar cuidadosamente su vida, y comparar su carácter con la norma de justicia.—The Review and Herald, 8 de abril de 1890. Ev 166.5 La predicación de la doctrina del santuario es respaldada por el Espíritu Santo—Durante más de medio siglo, los diferentes puntos de la verdad presente se han objetado y han sido materia de oposición. Se han presentado como verdades nuevas teorías que no eran verdades y el Espíritu de Dios reveló su error. A medida que se presentaban los grandes pilares de la fe, el Espíritu Santo les prestaba su testimonio, y especialmente esto es cierto con respecto a las verdades del santuario. Muy repetidamente el Espíritu Santo ha respaldado de una manera notable la predicación de esta doctrina. Pero hoy en día, así como en lo pasado, algunos serán inducidos a idear nuevas teorías y a negar las verdades sobre las cuales el Espíritu de Dios ha colocado su aprobación.—Manuscrito 125, 1907. Ev 167.1

Falsas teorías con respecto al santuario—En el futuro surgirán engaños de toda clase, y necesitamos terreno sólido para nuestros pies. Necesitamos sólidos pilares para el edificio. No ha de quitarse ni un solo ápice de aquello que el Señor ha establecido. El enemigo presentará falsas doctrinas, tales como la doctrina de que no existe un santuario. Este es uno de los puntos en los cuales algunos se apartarán de la fe. ¿Dónde encontraremos seguridad, a menos que sea en las verdades que el Señor nos ha estado dando durante los últimos cincuenta años?—The Review and Herald, 25 de mayo de 1905. Ev 167.2

Contienda sobre una verdad distintiva—Se acerca el tiempo en que las facultades engañosas de los agentes satánicos se desarrollarán plenamente. Por un lado está Cristo, a quien se le ha dado todo poder en el cielo y en la tierra. Por el otro lado está Satanás, ejerciendo continuamente su poder para seducir, para engañar con fuertes sofismas espiritistas, para quitar a Dios del lugar que debe ocupar en la mente de los hombres. Ev 167.3

Satanás está luchando continuamente para sugerir suposiciones fantásticas con respecto al santuario, degradando las maravillosas imágenes de Dios y el ministerio de Cristo por nuestra salvación, a fin de convertirlas en algo que cuadre con la mente carnal. Quita de los corazones de los creyentes el poder director de esas imágenes divinas y lo suple con teorías fantásticas inventadas para anular las verdades de la expiación, y para destruir nuestra confianza en las doctrinas que hemos considerado sagradas desde que fuera dado por primera vez el mensaje del tercer ángel. Así quisiera él despojarnos de nuestra fe en el mismo mensaje que nos ha convertido en un pueblo separado, y que ha dado carácter y poder a nuestra obra.—Special Testimonies, Series B 7:17 (1905). Ev 167.4

Citas Sobre El Santuario

Espíritu de Profecía
Constante vigilancia en favor de su iglesia.- En el mensaje a la iglesia de Efeso se presenta a Cristo como sosteniendo las siete estrellas en su mano y caminando en medio de los siete candeleros de oro. Se presenta como "caminando" entre ellos para ilustrar así su constante vigilancia en favor de su iglesia. "No se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel". Tampoco se vuelve indiferente. Estas figuras deben ser cuidadosamente estudiadas por los subpastores y fielmente aplicadas a su propio caso, para que no pierdan de vista su gran privilegio de obtener luz de la Fuente de toda luz, impartiéndola a su vez a aquellos para quienes trabajan (Carta 4, 1908). 1-5. (1 Ped. 1: 5; Jud. 24). El guardián de los atrios del templo.- [Se cita Apoc. 2: 1-5.] Las palabras proceden de los labios de Aquel que no puede mentir. El cuadro revela eterna vigilancia. Cristo está en medio de los siete candeleros de oro, caminando de iglesia en iglesia, de congregación en congregación, de corazón en corazón. "No se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel". Si los candeleros fueran dejados al cuidado de seres humanos, con cuánta frecuencia vacilaría la luz y se apagaría; pero Dios no ha entregado su iglesia en manos de hombres. Cristo, Aquel que dio su vida por el mundo "para que todo aquel que en él cree no se pierda mas tenga vida eterna", es el guardián de la casa. El es el guardián fiel y leal de los atrios del templo del Señor... Cristo camina en medio de sus iglesias a lo ancho y a lo largo de la tierra. Observa con intenso interés para ver si los suyos están en una condición espiritual tal que puedan hacer avanzar su reino. Está presente en cada asamblea de la iglesia. Conoce a aquellos cuyo corazón puede llenar con el óleo santo para que lo impartan a otros. Los que fielmente hacen avanzar la obra de Cristo, representando en palabra y en hechos el carácter de Dios, cumplen el propósito del Señor para ellos, y Cristo se complace en ellos (RH 26-5-1903).